acido-hialurinicoCon el paso de los años nos aparecen arrugas estáticas y dinámicas que cada vez se hacen más y más profundas, es por ello que el ácido hialurónico así también como el bótox son los principales protagonistas del rejuvenecimiento facial en medicina estética.

La arrugas estáticas se producen debido a la pérdida de colágeno, ácido hialurónico   y elastina, dando lugar a los surcos nasogenianos y líneas de marioneta .

Las arrugas dinámicas son las que se producen con el movimiento de los músculos al gesticular y suelen producir las arrugas de la frente, del entrecejo y las patas de gallo. El tratamiento con ácido hialurónico es un producto reabsorbible y   tiene una amplia variedad de aplicaciones, ya que por sus diferentes tipos de densidades nos permite tratar desde planos más superficiales a planos profundos, es decir desde arrugas muy finas   hasta arrugas muy profundas. Además del tratamiento de las arrugas, también nos es útil para la hidratación de la piel, para atenuar cicatrices de acné, levantar la punta de la nariz y para tratar los labios.

Los labios con el tiempo también van perdiendo definición, volumen y grosor, y con el ácido hialurónico podemos conseguir hidratarlos, perfilar los labios y darles volumen.

El resultado del tratamiento con ácido hialurónico es inmediato, y en algunos casos  suele asociarse con un poco de inflamación que desparece en los primeros días,   sin embargo siempre se buscará que la mejoría del aspecto de la piel vaya acompañada de la naturalidad que todos los pacientes buscan y por ello este tratamiento permite continuar con la rutina diaria acompañada de consejos que su médico le indicará.

El médico estético será quién analice el caso de cada paciente y de acuerdo a ello el tipo de ácido hialurónico y la cantidad necesaria para el tratamiento.

La duración aproximada del tratamiento es de 30  min y la duración del resultado es de 1 año.

Ven a IdME y realizaremos un estudio gratuito de tu piel y te indicaremos el tipo de ácido hialurónico que necesitas.