prpEn medicina estética es el tratamiento idóneo para tratar pieles con signos de envejecimiento, ya que restaura la vitalidad, luminosidad y recupera la consistencia elástica y tersura de la piel.
Consiste en la extracción de la propia sangre del paciente, posterior centrifugado y aplicación del PRP.
Este PRP puede ser aplicado de diferentes maneras: A nivel intradérmico, a modo de nappage, con rollers, nanopore turbo roller, etc.., dependiendo de la patología a tratar o del efecto deseado.

Se utiliza en:
Medicina Estética: En zonas como facial, escote y manos para revitalizar y dar elasticidad a la piel, consiguiendo una piel más luminosa y tersa.

Capilar: Previo y/o posterior a técnicas de recuperación del pelo perdido (microinjerto capilar). También para tratamientos de la alopecia por si mismo, para regenerar y dar vitalidad al foliculo dañado.

Medicina Deportiva: El objetivo de esta terápia es favorecer o iniciar el proceso de cicatrización, regeneración o curación del tejido dañado. Se aplica en lesiones de todos los tejidos del aparato locomotor, hueso, ligamento, cartílago, músculo y tendón. En lesiones musculares y ligamentosas agudas, regeneración ósea, osteoartritis, tendinopatía patelar y del aquiles, fascitis plantar y epicondilitis.

Si deseas saber más sobre este tratamiento y hacerte un diagnóstico personalizado contacta con IdME y te daremos la solución. Pide cita gratuita y sin compromiso.